Los orígenes de los negocios de préstamos prendarios

946123807
Los orígenes de los negocios de préstamos prendarios

Al pasar por una casa de empeños en Bilbao tal vez te haya nacido la curiosidad de conocer los orígenes de este negocio.

Realmente, apenas hay diferencias entre una casa de empeños en Bilbao de la actualidad y otra de las que aparecieron siglos atrás. Ahora es una actividad normalizada y regularizada, pero el mecanismo que se emplea es idéntico al de entonces.

Desde hace unos años, habrás podido ir comprobando que han proliferado este tipo de negocios, sobre todo en la época de la crisis económica. Estas particulares empresas se dedican a ofrecer dinero rápido a cambio de oro, plata u otros artículos de valor considerable.

Es lo que se conoce como préstamos prendarios, una actividad que cuenta con varios siglos de historia. Concretamente, se tiene constancia de que las primeras casas de empeños aparecieron en la década de 1440 en Italia.

Bernabé de Terni, párroco de la localidad de Perusa, convocó a los ricos del lugar con el objetivo de crear un fondo económico que se utilizase para realizar préstamos a las personas más necesitadas para que pudiesen hacer frente a una situación complicada.

El requisito para acceder a estos préstamos era dejar algo de valor en prenda para asegurar de esta forma el cobro del dinero prestado.

En el siglo XV fueron proliferando y se les llegó a conocer como Monte Pío (Caja de la Piedad), ya que ayudaban a subsistir a muchas personas de las clases más bajas, que a cambio entregaban animales, muebles, joyas y otros enseres a sus prestatarios.

La idea de Terni tuvo éxito y se fue extendiendo por Italia y el resto de Europa, si bien las primeras casas de empeños no llegaron a España hasta 1710, en la época colonial.

Han pasado siglos pero el mundo no ha cambiado demasiado. Si te ves necesitado, acude a Zatakonle y podrás salir del apuro.

haz clic para copiar mailmail copiado